PETICIONES, QUEJAS Y RECLAMOS    EGRESADOS  


 








Menu Desplegable

W3.CSS


Nuestro Simbolos

Contexto Histórico Logo de la Congregación

Símbolos

El LOGO de los Salesianos Don Bosco se compone, graficamente, de dos pictogramas superpuestos: sobre el fondo una S estilizada (Salesianos) se perfila el negativo atravesando una esfera, como un globo terrestre, delimitado a derecha y a izquierda por dos cortes de colinas/dunas realizadas con una intensidad de retina del 40%. En el centro del globo, a caballo entre el sendero y las dunas/colinas, se coloca la segunda imagen: una flecha que mira hacia lo alto, apoyada en tres columas perpendiculares, encima de los cuales tres circulos rellenos ponen de manifiesto la imagen estilizada de tres personas; la primera, colocada en el centro y más alta, se encuentra en el vértice de la flecha, y las otras dos a los lados, como abrazándose con la figura del centro. Las tres personas estilizadas y la flecha hacia lo alto, presentan también la imagen de una casa normal, con techo para la lluvia (los brazos) y los pilares para sostenerla (los cuerpos de las tres personas).

Inspiración del logo

a) Don Bosco nuestro modelo

"El Señor nos ha dado a Don Bosco como padre y maestro. Lo estudiamos e imitamos admirando en él una espléndida armonía entre naturaleza y gracia. Profundamente humano y rico en las virtudes de su pueblo, estaba abierto a las realidades terrenas; profundamente hombre de Dios y lleno de los dones del Espíritu Santo, vivía como si viera al Invisible. Ambos aspectos se fusionaron en un proyecto de vida fuertemente unitario: el servicio a los jóvenes. Lo realizó con firmeza y constancia, entre obstáculos y fatigas, con la sensibilidad de un corazón generoso: No dio (un) paso, ni pronunció palabra, ni acometió empresa que no tuviera por objeto la salvación de la juventud. Lo único que realmente le interesó fueron las almas" (C.21)

b) Presencia con los jóvenes marcada por la Razón, la Religión, y el Amor

"Para realizar nuestro servicio educativo y pastoral, Don Bosco nos legó el Sistema Preventivo. Este sistema descansa por entero en la razón, en la religión y en el amor: no apela a imposiciones, sino a los recursos de la inteligencia, del corazón y del anhelo de Dios, que todo hombre lleva en lo más profundo de su ser. Asocia en una misma experiencia de vida a educadores y a jóvenes, dentro de un clima de familia, de confianza y de
diálogo. Imitando la paciencia de Dios acogemos a los jóvenes tal como se encuentra el desarrollo de su libertad. Los acompañamos, para que adquieran convicciones sólidas y progresivamente se vayan haciendo
responsables del delicado proceso de crecimiento de su humanidad en la fe". (C.38).

c) Camino dinámico que promueve protagonismo de los jóvenes

"La práctica del sistema preventivo requiere en nosotros una actitud de fondo: la simpatía y la voluntad de entrar en contacto con los jóvenes. Aquí con vosotros me encuentro bien; mi vida es precisamente estar con vosotros. Estamos en medio de los jóvenes como hermanos, con una presencia activa y amistosa, que favorece todas sus iniciativas para crecer en el bien y los estimula a liberarse de toda esclavitud, a fin de que el mal no domine su fragilidad. Esta presencia nos abre al conocimiento vital del mundo juvenil y a la solidaridad con todos los aspectos auténticos de su dinamismo". (C.39)

VALORES INSTITUCIONALES

PERTENENCIA: Identificación con los valores, acciones, tradiciones y filosofía salesiana, que nos llevan a valorarlos, quererlos, defenderlos y vivirlos intensamente como propios.

ESPIRITUALIDAD: Vivir con realismo, alegría manifiesta e inteligencia, el presente y las circunstancias concretas de nuestra existencia, con el Carisma Salesiano.

RESPETO: Reconocer al otro con sus diferencias para generar la sana convivencia.

COHERENCIA: Ser testimonio de vida en el marco de los principios salesianos.

HONESTIDAD: Actuar con transparencia, rectitud y sinceridad, dentro de los principios civiles y cristianos.

AUTONOMÍA: Capacidad para obrar y decidir con independencia en el uso de la libertad responsable.

SOLIDARIDAD: Hacer de la caridad cristiana un hábito.

INVESTIGACIÓN: Iniciativa, creatividad, autodisciplina en el hallazgo de nuevos caminos, aplicables a las áreas de la ciencia y la tecnología.

 

 

 

Enlaces de Interés